top of page

¿Cómo funcionan los royalties en los NFT?


Una de las principales promesas de los NFT era le de permitir que los coleccionistas ganen a través de los royalties o regalías, por cada reventa en el mercado secundario. En la práctica, esta idea tropieza con limitaciones técnicas y ciertos cambios en las políticas de los marketplaces.


ROYALTIES EN NFTs

Deducimos que eres consciente de lo que son los royalties dentro del mercado de los NFT. Pero como nadie nace aprendido, aquí te lo explicamos brevemente.

Las royalties en NFT son pagos que compensan al creador original cada vez que se produce una venta secundaria de su activo digital. El porcentaje de regalías lo establece el creador en el momento de la acuñación, normalmente alrededor del 5-10%. Este porcentaje se toma del precio de venta y se envía al creador.


Estos royalties están codificados en el smart contract del marketplace en el que esté acuñado el NFT. Cada vez que ocurre una venta secundaria, ese smart contract garantiza que se cumplan los términos del NFT que estén estipulados. Si se especifica un porcentaje de royalties, una parte de las ganancias va al artista que las creó, sin necesidad de intermediarios.


Hay que tener en cuenta que no todos los NFT generan royalties. Tiene que estar específicamente escrito en los términos. Una vez que los términos del smart contract están claramente escritos en la blockchain, el resto se resuelve automáticamente.


Los royalties en los NFT son una forma fácil y sin complicaciones de seguir ganando con su arduo trabajo, además de una excelente oportunidad para que los artistas, desarrolladores de juegos y creadores de contenido puedan aprovechar las ganancias de las ventas secundarias, que nunca antes habían estado disponibles para ellos de esa manera.


MERCADOS ROYALTY-FREE

Ahora que sabes que son y como funcionan los royalties en el mercado de NFTs, hay que hablar de la actualidad, y esta pasa por un movimiento masivo de marketplaces que están optando por un comercio con royalties modificables, en los que en su mayoría tienden a un 0%.


Existe una demanda de NFTs con 0% royalties, es decir, hay usuarios que prefieren pagar el NFT sin royalties que el NFT con royalties, ya que, obviamente, les sale más barato.

Esto ha polarizado a la comunidad, ya que los comerciantes ven una oportunidad de mercado en la que su rentabilidad crece exponencialmente, mientras que sucede todo lo contrario con los artistas. En ese sentido, los marketplaces saben que quitando el porcentaje de royalties supone un gran incentivo y atractivo para los compradores.


Algunos como Magic Eden, Solana, Heart You o Yawww se vieron en la tesitura de seguir con royalties obligatorios y perder cuota de mercado, o por el contrario aplicar 0% de royalties, recuperar cuota de mercado y de esta forma acelerar la solución a dicha vulnerabilidad. Varios abogaron por la segunda opción, aunque algunos como Magic Eden obtuvieron una respuesta tremendamente negativa por gran parte de la comunidad, ya que esta herramienta motiva a dejar de apoyar al creador.

Ahí entra Metaplex que, como respuesta a ese movimiento, permitió a los creadores darle la opción de no permitir el listado de sus NFTs en un marketplace con 0% royalties.


OPENSEA

No es sorpresa para nadie que OpenSea sea considerado uno de los marketplaces más multitudinarios y que más volumen de ventas tiene (si no el que más). Como si fuera el Amazon de los NFT.


Aunque, por supuesto, cuenta con una enorme competencia, ahí surgen otros mercados secundarios que ofrecen condiciones distintas que pueden resultar más atractivas. Una de ellas es SuperRare.


Hace unos años, salió a luz que las ventas de NFT en OpenSea de un token minteado en SuperRare no garantizaba los royalties de los artistas, y que tenía que ser OpenSea la que traspase esos pagos a SuperRare, quien luego debía dárselo a sus autores. Si te ha costado pillarlo, te lo exponemos fácil.


Si alguien minteaba un NFT en SuperRare, y lo vende en el propio mercado de SuperRare, entonces el autor sí que recibe esos royalties de manera automática.

Pero si ese NFT, en un futuro se revende en OpenSea, esos royalties deberían irán a SuperRare, quien luego distribuye a los propios artistas. Debería.


Este movimiento, como es normal, no gustó a los artistas, que veían como sus pagos por royalties se retrasaban o directamente pasaban a no ser pagados. Por ello, se generó el estándar ERC-2891 / EIP-2981, un estándar sobre la blockchain Ethereum para tener en cuenta directamente la atribución de royalties independientemente del mercado en el que se realizó la venta, sin tener que pasar por procesos de intermediarios. Casualmente OpenSea no lo incluyó.


Esto también trajo una respuesta negativa por parte de la comunidad, que veía como OpenSea se mantenía al margen del cumplimiento de los royalties.


FILTRO DE OPERADORES DE OPENSEA

Por ello, desde OpenSea lanzaron este mes de noviembre una herramienta que los creadores pueden usar para garantizar que las NFT recién lanzadas no se puedan comercializar en plataformas que rechazan los royalties. Lo que llamaron el Registro de filtros de operadores” que incluía a varios mercados de su competencia en una lista negra.



De nuevo, el enfoque y la implementación no volvió a gustar a la comunidad y ante los cuestionamientos y críticas planteadas, el 8 de diciembre OpenSea anunció la apertura de la gobernanza de este registro: el Instituto de Investigación de Propiedad del Creador (CORI), que verá la luz el 2 de enero de 2023.


El CORI se trata de un grupo formado por varios marketplaces (Nifty Gateway, Zora, Manifold, SuperRare y Foundation), con el objetivo de dar con una gobernanza abierta y transparente del “Registro de filtros de operadores” existente y las políticas que lo rodean, además de la implementación de mecanismos para la aplicación de tarifas para creadores en el futuro.

Alternativamente, OpenSea, días después de anunciar la herramienta comenzó a aplicar royalties de creador en los nuevos proyectos NFT que implementaron su código en sus smart contracts, e incluso desde OpenSea dijeron que también continuaría imponiendo royalties en todos los proyectos NFT que se acuñaron antes de esa fecha. Todo esto en respuesta a esas críticas que se vertieron sobre la plataforma.


Pero iba con pinzas ese movimiento de OpenSea. Porque solo respetarían los royalties si los proyectos aceptan ese filtro de operador, o lo que es lo mismo, todo volvía a ser como antes y continuaba imperando esa lista negra. Por ello, los creadores han optado por no utilizar la herramienta, ya que la ven como un atentado contra la descentralización y como un movimiento monopólico de un líder del mercado que actúa contra los rivales que amenazan su dominio.


Por el momento, solo cabe esperar al 2 de enero y ver como se aplican las nuevas medidas, entre las que también incluirán el estándar ERC-2891 / EIP-2981. Sin la herramienta de filtro de operador habilitada, podrán establecer una tarifa de royalties que será "opcional para que los coleccionistas la cumplan", tuiteó OpenSea. Siendo la primera vez que OpenSea ponga la implementación de royalties de manera opcional para los comerciantes, aunque únicamente para colecciones futuras.

 

El futuro de los royalties en los NFT pinta completamente incierto, sobre todo, viendo el escenario tan polarizado que existe. Desde luego, que un cambio de paradigma se presenta necesario, sobre todo, en la búsqueda del respeto entre creadores y comerciantes.


El sentimiento de la comunidad va hacia la recuperación de los royalties. Es cuestión de tiempo que aparezca una solución que se convierta en el standard e impida la venta de NFTs a 0% de royalties.

86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page