Almacenamiento (Des)centralizado: ¿Y si Opensea cierra?


Si minteas (creas) NFTs, seguramente hayas escuchado hablar del almacenamiento descentralizado y centralizado y del "freeze metadata" de Opensea. Aunque desde un principio puede sonar algo confuso, en este post vamos a intentar contestar a la pregunta ¿Qué pasaría si Opensea (u otro marketplace) cerrase mañana?

Metadata de los NFTs

Cuando creamos un NFT, lo que hacemos realmente es escribir unas líneas de código (unas instrucciones) dentro de un contrato inteligente que están unidas a un archivo concreto (.jpg, .mp4, etc). Además, tenemos otros datos como el título del NFT o la descripción. Todos estos datos auxiliares, se consideran metadata.


Explicado de forma más simple, si imaginamos que un tweet es un NFT, el tweet en sí mismo estaría hecho con líneas de código, mientras que todo lo que escribamos (texto) y las imágenes que adjuntemos (archivos), sería la metadata.




Por ejemplo, en esta imagen de arriba podemos ver la metadata de un NFT: el nombre o título, la descripción y la imagen o archivo ligada a él en un link. Esto es algo común a todos los NFTs y es un estándar por el que se rigen. Esta información se traduce en la imagen de abajo, que es lo que vemos en marketplaces como Opensea.



Ahora bien, esta "metadata" de los NFTs (texto, archivo, etc) está almacenada en un lugar concreto. ¿Alguna vez te has preguntado por qué en algunos marketplaces de NFTs podemos subir archivos bastante pesados y en otros no?


Esto se debe al tipo de almacenamiento que te ofrece el marketplace en cuestión y es algo a lo que no le prestamos mucha atención pero que puede significar la vida o la muerte de tu colección a largo plazo.


Es aquí donde nace la diferencia entre almacenamiento centralizado y descentralizado.


Almacenamiento centralizado o metadata editable

¿Alguna vez has visto que en Opensea ponía "Metadata editable" en los detalles del NFT? Hasta hace poco, en Opensea indicaban si el almacenamiento estaba centralizado o descentralizado, pero lo cambiaron de nombre a raíz de poder de una nueva funcionalidad por la que puedes "congelar" la metadata en la plataforma.


Imagen de "Details" antes de la nueva funcionalidad de Opensea



Imagen de "Details" después de la nueva funcionalidad de Opensea


Cuando vemos esto en el NFT, tiene varias implicaciones. La más importante es que si la metadata (archivo, texto, etc) es "editable" está almacenada en los servidores de Opensea.


¿Qué implica esto? Muy simple. Si mañana Opensea desapareciera por cualquier motivo, la metadata de tu NFT también lo haría porque está almacenada en sus servidores. No solo eso, sino que si, por cualquier motivo (como una orden judicial), Opensea decide que tu NFT infringe alguna norma, podrían borrar la metadata de tu NFT y que quedase vacío. Por eso, tener la metadata centralizada en un servidor, significa confiar el futuro de tu NFT al de los servidores donde se hospeda la metadata y a lo que quieran sus dueños.



Es por eso que hay un movimiento "onchain" para que toda esta información quede guardada de forma descentralizada, porque si no, los NFTs desaparecerían al cabo de un tiempo (como ha sido el caso de algún que otro NFT) cuando la tecnología detrás puede hacer que sean eternos.


Por último, es importante añadir que, el hecho de que la metadata sea editable, significa que si tú compras un NFT en Opensea y el autor, por cualquier motivo, lo decide, puede cambiar los datos del NFT en cuestión una vez después de comprado.


Almacenamiento descentralizado

En contraposición al almacenamiento centralizado en un servidor como los de Opensea, existe una alternativa que muchos marketplaces como Foundation, Rarible o Hicetnunc han integrado para que el almacenamiento sea descentralizado y se llama IPFS.



IPFS (Sistema de Archivos Interplanetario) es un servicio de almacenamiento P2P que funciona de forma parecida a la blockchain, ya que no recae todo sobre un servidor, sino que la información está repartida en nodos de todo el mundo. Esto hace que esta información (como la de tu NFT) perdure en el tiempo sin depender de plataformas.




La desventaja que tiene es que como es una red que depende de nodos, la información que subas (archivos) no puede ser muy pesada. Sin embargo, te aseguras de que tu NFT perdure en el tiempo.


Además de IPFS, existen otras opciones descentralizadas como el almacenamiento en la propia blockchain. Sin embargo, es algo muy caro y que muy pocos proyectos han puesto en práctica. Por ejemplo, el proyecto de Aavegotchis de Xibot, al tratarse de píxeles, se almacena puramente "onchain".


¿Qué puedo hacer al respecto?

Tienes varias opciones para poder tener un almacenamiento descentralizado:

  • Mintea en una plataforma distinta de Opensea: muchos marketplaces como Rarible o Foundation, aunque son algo más caros al empezar, tienen almacenamiento directamente en IPFS, por lo que no tendrás que preocuparte por esto.


  • Usa la opción de freeze metadata en Opensea: aunque no son muy transparentes al respecto, Opensea lanzó una opción para congelar los metadatos y subirlos a IPFS. Según la nota que lanzaron, toda la metadata se almacenará en IPFS. Sin embargo, no está del todo claro si el archivo en cuestión también se almacena en esta red o si sigue en los servidores de Opensea.


  • Mintea programando tu propio smart contract: aunque no es una opción al alcance de todos por el conocimiento técnico que hay que tener, programar tu propio smart contract y mintear NFTs desde ahí, puede hacer que elijas el almacenamiento que quieras. Incluso podrías almacenar los archivos en la blockchain de Ethereum.

Nota final: Smart Contracts compartidos

Al igual que existe el problema del almacenamiento centralizado, existe otro problema y es el de los contratos inteligentes compartidos para colecciones de NFTs.


En muchas ocasiones, los artistas deciden mintear sus colecciones en el smart contract de Opensea o Rarible en el que hay miles y miles de NFTs ya creados.

Esto es importante, ya que si ese smart contract tuviera algún problema, dependes de Opensea para arreglarlo. Esto, de hecho, fue algo que pasó con la plataforma de Hicetnunc, que por un exploit (una brecha de seguridad) en el contrato inteligente, tuvieron que parar el marketplace durante 2 semanas, afectando a los NFTs de todos los usuarios y teniendo que hacer una migración de contrato.


Para ponerlo en perspectiva, compartir smart contract sería algo así como lanzar tu blog en una web compartida en lugar de tener tu propia web: no cuesta nada, pero eres un blog más dentro de los millones que hay y afecta a detalles técnicos en cuanto al poder de decisión.


Además, desde un punto de vista de branding es algo importante, ya que si alguien ve tu contrato inteligente y la colección, verá que es el compartido del marketplace y no tendrá la marca personal de tu proyecto.


Generar tu propio Smart Contract

Para generar tu propio smart contract tienes 2 opciones, la fácil y la difícil:

  • La fácil: podrías usar una plataforma como Rarible para generar tu propio smart contract y, por ende, colección. Es fácil y, aunque tiene un precio que no es asequible para todos, es importante tenerlo en cuenta de cara al largo plazo. En Rarible se puede hacer dándole a Create Collection.


  • La difícil: sabiendo programar y teniendo el conocimiento adecuado, podrías generar tu propio smart contract. Solo recomendamos esto si tienes mucha paciencia o mucho conocimiento.


¿Qué te ha parecido el post? ¿Tienes dudas? ¡Déjanos un comentario!

190 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo